banner
banner

Los 4 pilares de un servicio de nube

¿Qué tener presente a la hora de realizar el tan necesario salto a la nube? Una nota del experto de servicios de Datacenter de Perception Group Daniel Levi (@Danielslevi).

Ya nos encontramos en un momento en el cual todos hablamos de tecnologías de nube. Son esos conceptos con los cuales ya hablamos con total naturalidad en reuniones de trabajo o leemos en varias publicaciones.

Sin embargo (oh, sorpresa) muchos nos referimos a distintas cosas cuando creemos estar hablando de lo mismo. Y es que la nube nació así, de repente, con más confusión que orden. Y nosotros, que somos de IT, fuimos asimilando el concepto a medida que  la industria lo iba definiendo.

Por eso, mi propuesta es que veamos cuáles son los pilares que hacen de una tecnología un servicio de nube (una buena forma de que todos hablemos el mismo idioma).

  1. Recursos compartidos

La capacidad de contar con una capa de abstracción que nos permita dejar de lado todas aquellas capas que no son clave en mi negocio y de la cual recibo servicios. Por ejemplo, en un esquema de infraestructura como servicio (conocido por sus siglas en inglés, IaaS) el área de IT que contrata el servicio no tiene (ni necesita tener) ninguna visión ni acceso al hardware físico en donde monta sus máquinas virtuales. Eso permite justamente delegar al proveedor las tareas repetitivas y de mantenimiento que no son clave.

  1. Autoservicio

La capacidad de que nos auto provisionemos los servicios a los cuales queremos acceder. Siguiendo con el ejemplo previo, en un servicio IaaS no necesitamos llamar por teléfono, enviar un email o llenar algún formulario para solicitar una máquina virtual al proveedor. Directamente accedemos a un portal para dar esa máquina de alta, previa selección de la configuración de la misma.

  1. Elasticidad

Un clásico error de los CIOs es preocuparse solamente por la escala. Sí, tener capacidad de escalar es sumamente importante, pero también lo es reducir la capacidad de los recursos cuando las cargas de trabajo no son las más intensas. En épocas en que la virtualización no era una realidad eso era un problema, pues sólo hablábamos en términos de servidores físicos. Un servicio de nube permitirá, por ejemplo, aumentar la capacidad de cómputo ante demandas intensas (por ejemplo, provisionando automáticamente máquinas virtuales) pero también reducirla ante caídas en el uso. Esa es una forma de llegar a una verdadera optimización en la utilización de nuestros recursos.

  1. Pago por uso

Y, finalmente, el hecho de que sólo paguemos por lo que usamos es un factor diferenciador de los servicios de nube (¡no! Un servicio de co-location no es un servicio de nube). Cuando hablamos de nube privada, no necesariamente eso significa que facturemos internamente los servicios de IT provee internamente pero sí que tenga la habilidad para realizar una contabilidad de gestión que muestre el consumo de cada servicio.

Permanezcan sintonizados para las próximas notas, en donde iremos hablando un poco más en detalle sobre las problemáticas de los datacenters de hoy en día.

¡Hasta la próxima!

Daniel Levi

Facebook Comments

Tags del Artículo:
· · ·
Categorías del Artículo:
Servicios de Datacenter
You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Menu Title
Skip to toolbar